Mega-compra de DVD's - 2: Thomas Lang - Creative Coordination & Advanced Foot - 1/2

Tema en 'DVDs' comenzado por Goodvalley, 18 de Octubre de 2008.

  1. PARTE 1

    Os contaré algo. Tengo un colega también baterista y más heavy que un bocadillo de piedras con el que solíamos realizar un pequeño ritual. Mi amigo es un tío muy divertido, muy corpulento y con una sonrisa de esas tan contagiosas que invitan a reírse por cualquier tontería. Así que Carlos y yo íbamos después de trabajar a mi local de ensayo donde tengo un televisor y un reproductor de DVD. Íbamos a ver un rato a nuestra mascota, la llamábamos “nuestro Thomas”. Y no pasaba ni un minuto que habíamos puesto cualquier capítulo del DVD “Creative Coordination” y que “nuestro Thomas” aparecía tocando cosas imposibles, que mi colega y yo nos mirábamos y sin mediar palabra nos descojonábamos de la risa. Aquello, simplemente era inhumano, o llorabas o te reías de forma histérica. Cuando nos veíamos en el curro, mi colega y yo a veces nos saludábamos moviendo los dedos y un pie, y haciendo “rrrrrrrrrrrr” con la boca.

    Algo parecido deben sentir los que por primera vez hayan visto el ya famoso “Creative coordination”, el anterior doble DVD de Thomas Lang, y el más vendido de la historia. La primera vez que lo ves no dices nada, te quedas con la boca abierta hasta que se te cae la mandíbula al suelo, así de traumatizado estás. Pero curiosamente, no se trata sólo de una exhibición para apabullar al personal durante cuatro horas. Porque “nuestro Thomas” no apabulla con un solo, apabulla con los ejercicios que te enseña. No hace algo imposible y misterioso que jamás lograrás dicernir, no no... Te lo enseña, te lo desmenuza en todo su detalle, te lo muestra a velocidad lenta y luego a toda castaña. Tú sabrás si tienes ganas de practicarlo o no, pero no podrás acusarlo de esconder sus trucos... justo como hacen todos los demás.
    Pero basta de hablar de su anterior “obra”.

    Cuando se supo que preparaba nuevo DVD, muchos nos preguntamos qué diablos habría ahí. ¿Se puede llegar más lejos? ¿Se tratará de “más difícil y más rápido todavía”? No, probablemente sería un acto de exhibicionismo y autoparodia para aprovechar la estela de su fama sobrevenida como el baterista más animal de todos los tiempos. Sin embargo, el detalle de la duración me mosqueaba: ¿siete horas de solos de batería inhumanos? Algo no cuadraba...

    “Creative coordination & advanced foot technique” es una especie de curso de coordinación avanzado y progresivo. Para empezar, se trata de un lujoso pack de tres DVD's con una duración de 7 (¡siete!) horas. Es un producto muy cuidado, con un excelente packaging que se abre mostrando los tres DVD's y una lengüeta que esconde un desplegable algo mayor que un DIN A3. En una cara, es un póster con el nuevo kit transparente personalizado de Lang, y en la otra hallamos un esquema que resume su sistema de aprendizaje, que él llama “The Matrix” (La Matriz). El nombre no es gratuito, realmente es una matriz esquemática que describiré en breve. La gracia es que lo puedes colgar como póster o como recordatorio de que tres mil años más practicando esa matriz catorce horas diarias y tal vez seas digno de atornillar uno de los diez pedales de Lang. Los tres discos vienen decorados con un pequeño relieve -en un color para cada disco- con los mismos motivos gráficos que vienen en los platos de efectos Meinl Thomas Lang Signature. Lo único que falta en el paquete es la pistola para pegarte un tiro cuando hayas visionado el contenido de los DVD's.

    Durante las siete horas que dura el programa, el señor Lang nos muestra mediante casi doscientos ejercicios cómo es su sistema de aprendizaje al completo. En una breve introducción, se pregunta por qué practicamos lo que practicamos, exactamente para qué. ¿Por qué practicar esto y no lo otro? ¿Hago este ejercicio porque vi a alguien hacerlo o porque quiero parecerme a fulanito? ¿Existe algún modo de “practicarlo todo”? ¿Cómo economizar el tiempo que practico, como gestionarlo? ¿Qué puedo priorizar para incorporarlo inmediatamente a mi estilo personal? ¿Cuál de los millones de combinaciones posibles de pies y manos debo manejar con soltura? Parece imposible contestar a tantas preguntas...
    Pues bien, nuestro Thomas se puso a meditar un buen día y buscó un sistema que le permitiera organizar un método de estudio simple y eficiente, ordenado metódicamente para tener siempre claro qué estaba practicando y por qué en cada momento. Es decir, optimizar las posibilidades de cada nuevo paso y así abarcarlo todo de forma esquemática y progresiva. Muy austríaco todo...

    Mientras vamos avanzando, Thomas nos explica y muestra los ejercicios a dos velocidades sentado en un magnífico kit Roland V-Drums con unos humildes 10 pedales (sí, diez). Luego practica el mismo ejercicio a toda hostia en su fabuloso y nuevo kit acústico Sonor, realizado en un material acrílico transparente con una inacabable vajilla de platos Meinl, y también diez pedales que golpean diez cosas distintas que tiene distribuidas por los bajos de semejante batería. Las explicaciones son pausadas y muy claras, en un inglés -sin subtítulos- perfectamente entendible, aunque tenemos la posibilidad de acceder al audio en alemán. No tiene reparo en volver atrás para volver a poner un ejemplo anterior si así entendemos lo que nos está diciendo ahora, o simplificar los ejercicios tocando partes aisladas e ir construyendo el patrón poco a poco. Al final de cada tanda de ejercicios, encontramos un tema o un solo cuya construcción suele estar basada en el tipo de ejercicios que acabamos de tratar, a menudo copiando exactamente los patrones, lo cual ayuda mucho a verles la aplicabilidad. Algo que me parece notar es que ya no necesita demostrar quién es, y la velocidad de algunos ejercicios o la complejidad de las canciones no son tan altas como en su anterior DVD, donde todos los ejemplos se hacían a 100 bpm's y sólo podías tocar los pasajes de las canciones si eras un replicante o el agente Smith de “Matrix”.

    Por supuesto, Lang hace como siempre énfasis en que lo que uno hace con las manos, debe poder hacerlo con los pies. Así que para empezar, unos ejercicios de combinaciones de pies: patrones asincopados de semicorcheas, tresillos y fusas. Debo decir que he practicado la mayoría de ellos y sí, son humanos. El problema viene cuando les quieres meter velocidad. Pero dan muchas ideas, son excelentes para adquirir soltura, dinámica y velocidad, y son inmediatamente aplicables a cualquier cosa que estés ensayando con tu grupo, que se quedará bastante flipado a la que lo apliques en una canción. Algo verdaderamente importante y con lo que estoy completamente de acuerdo con Lang, es que hay que aprender a tocar con la punta y con el talón indistintamente. Al principio, parece imposible, pero te acostumbras pronto y el salto cualitativo no tiene precio. Para finalizar estos ejercicios preparativos, una canción que contiene varios de los patrones aprendidos. Perfectos, los entremeses..
     
  2. Parte 2

    PARTE 2


    Y ahora viene lo bueno, el menú degustación: la introducción previa a la dichosa Matriz. A ver si consigo explicarlo: con los pies haces diversas combinaciones de 3, 4, 5, 6 y 7 golpes, y en cada una de ellas, con las manos, haces el mismo sticking. Es decir, un unísono. Si tocas D-I-I con los pies (un tresillo), haces lo mismo con las manos. Un ritmo ternario, nada fuera de lo común, como un shuffle. El siguiente paso es mantener ese patrón de tres (D-I-I) con los pies, pero con las manos pasas a un simple 4/4 (chim-chim-pum, chim-chim-chim-pum, chim-chim-chim-pum). La primera vez es un calvario. La idea es hacer lo mismo con diversas combinaciones de pies, y hacer primero un unísono con las manos y llevarlas a un 4/4 de toda la vida manteniendo los pies donde están, sosteniendo el polirritmo. Si tus pies hacen un cinco (D-I-D-I-I), tus manos deben poder sostener un 4/4 encima de ese cinco. Tortura auténtica. Pero ¡Eh! Cuando empieza a salir... buff, eso debe ser gloria, porque yo aún tengo que verlo... La verdad es que ayuda bastante ver que nuestro Thomas se lo toma con calma y no pretende que lo hagas a toda pastilla. Pero empiezas a ver de qué va todo esto. El toque de gracia es que nos invita a realizar los patrones orquestando diversos pedales, con lo que conseguimos sonidos y patrones muy originales y espectaculares que parecen mucho más de lo que son.

    A continuación, más ejercicios avanzados de pies en diferentes grupos, para ampliar nuestro vocabulario de fraseos de pies con golpes simples, en diferentes métricas. Luego, frases de dobles con los pies con diferentes acentuaciones, es decir, ampliación del vocabulario de síncopas pero con dobles. No sólo estamos ejercitando al máximo nuestra forma física en los pies, sino que estamos ampliando enormemente nuestros horizontes, adquiriendo hábitos e ideas que pueden irnos surgiendo mientras practicamos estos ejercicios. Lo desesperante es ver como el hasta ahora amable Thomas deja entrever bajo su piel el esqueleto cibernético de Nexus-7 que lleva dentro, atención: dobles con los pies a 220 bpm's, con la punta de los pies y los pies clavados abajo en el pedal, todo limpio y cristalino. Casi nada... Pero bueno, nos da permiso para hacerlo un poco más despacio. E insiste en que intentemos acentuar el segundo golpe de cada doble, para que sean dobles bien definidos. A mi modesta manera, le he hecho caso y pienso que tiene toda la razón, pero lo mío es como una abuela en taca-taca a su lado, claro. También en estos ejercicios nos invita a orquestar los patrones con diversos pedales, si los tenemos. El próximo capítulo consiste en ejercicios de flam accents y flam taps (eso que en castellano lleva el pintoresco nombre de mordientes) con los pies utilizando diversos pedales, aunque no es obligatorio, ya que todas sus orquestaciones podemos limitarlas a un doble pedal y el pedal del hi-hat si no hay más remedio. Y en el siguiente, ya necesitamos como mínimo dos pedales por pie, pues son orquestaciones agrupando notas en distintos pedales para ambos pies.

    Si hasta ahora os ha parecido una burrada de cosas, sabed que todo lo anterior es simplemente preparatorio. Hemos finalizado el primer DVD, y si no nos han amputado los pies, vamos a empezar de verdad con el sistema del señor Thomas Lang, lo que literalmente le permitió llegar a donde ha llegado, la Matriz. Ahora viene lo bueno (uy, esto ya lo había dicho antes)...

    La Matriz tiene cinco dimensiones, o sea, cinco niveles. En la primera, cogemos un ostinato de pies. Por ejemplo, golpes simples. (DIDIDIDIDI... etc.). Y, con las manos, hacemos diversas combinaciones cubriendo todo el espectro de 3 hasta 7. Por ejemplo, las combinaciones de tresillos DII-DII-DII-DII, DDI-DDI-DDI-DDI, DDD-III-DDD-III, IDD-IDD-IDD-IDD, etcétera. Es decir, diversos stickings de manos en 3,4,5,6 y 7 sobre el mismo ostinato de pies, el que queramos. Otro ejemplo sería: dobles con los pies (DD-II-DD-II-DD-II-DD-II) y un paradiddle invertido -es decir una medida de 4- (DIID-IDDI-DIID-IDDI) arriba. La idea es cubrir todo el espectro: todos los ostinatos de pies que se te ocurran con todos los ostinatos de manos que se te ocurran. Si queremos realizar algo en 8 o más, no tenemos más que combinar cualquiera de los stickings usados anteriormente (por ejemplo, para hacer un 17, cogemos 4+4+4+5 con los stickings que consideremos más adecuados).
    En la segunda dimensión, al revés. Mismo ostinato todo el rato en las manos, todas las posibilidades abajo en los pies. La tercera dimensión combina una mano y un pie (todas las posibilidades), y así hasta acabar cruzando todas las posibilidades combinativas.

    Esta es la Matriz. Por supuesto, el trabajo de toda una vida, si la queremos completar. Pero en realidad no nos hace falta llegar a ser Thomas Lang, y yo creo que no es lo que pretende que hagamos. De hecho, sabe que no vamos a hacerlo. Pero fijaos en los resultados que podemos obtener. Si completamos las dos primeras dimensiones, nuestro nivel de coordinación puede ser atómico: tocar un 19/16 con los pies y un 12/8 con las manos. ¿Suena chungo, eh? ¡¡Pues lo es!! Pero se puede hacer, así que deja de leer esto y ponte a practicar. La idea final es la coordinación definitiva, poder hacer capas de ritmos sobre otras capas de ritmos sin pestañear.

    Tan optimizado está el método de trabajo que cada 8 ejercicios nos encontraremos repitiendo uno que ya habíamos hecho anteriormente, lo cual nos ahorrará (cálculo de Thomas Cabeza Cuadrada) un 12,5% de ejercicios (en el momento de ese comentario, suelta una sonrisa inquietantemente parecida a la de Terminator). Otra ventaja es que en todo el primer DVD de ejercicios preparatorios, se repiten patrones con distintas variaciones y añadiendo complejidad, y así poder sentir que estamos avanzando.

    En el tercer DVD hay material adicional, con algunos comentarios y consejos de Lang sobre diversos temas, una visita a su propia casa donde tiene un mini-estudio bastante humilde para lo que uno podría esperarse, y podemos ver a sus críos, y el obligatorio solo de batería que, esta vez sí, es mega-apabullante. Por supuesto, hay archivos .pdf con todos los ejercicios transcritos.

    El gran problema de Lang y cualquiera de estos mega-bateristas es que son tan técnicos y tan malabaristas, que uno no sabe dónde está el límite y cuándo hay simplemente que dejar de hacerles caso. Gavin Harrison o Danny Carey -o si me apuráis hasta el mismísimo Mike Portnoy- son infinitamente más musicales y más ricos y sorprendentes, sin ser para nada tan técnicos. Por supuesto hacen sus cálculos y sus ejercicios (estamos hablando de gente que desayuna en 21/16), pero se dedican a la creatividad y al buen gusto (bueno, Mike no).

    Quizá este comentario sobra aquí, pero demuestra muy gráficamente lo que intento decir: en el Modern Drummer Festival de 2.006, nuestro Thomas actúa con Luis Conte, uno de los percusionistas latinos con más reputación al otro lado del charco. Supuestamente, ese dominio de todas las posibles combinaciones métricas debería darle a Lang la capacidad no de apabullar, sino de gustar y sentirse cómodo tocando ritmos sabrosones con una piña en la cabeza. Pues francamente, vaya desastre. Eso sí, muy técnico, que como todos sabemos, es de lo que va la música latina, claro... Es un poco aquella frase famosa de que, cuando un alemán quiere resultar gracioso, se tira por la ventana.

    Anyway, aquí estamos hablando de un DVD y no de los resultados que cada cual obtenga. La gran virtud -inédita en cualquier otro DVD de quien sea- del gran Thomas Lang es que no tiene ningún miedo de mostrar sus “secretos”, cada ritmo, cada frase, cada lick. No tiene inconveniente en desmenuzarlo hasta el mínimo detalle y darte la opción de robárselo o transformarlo a tu manera. Ya nos gustaría a todos que Virgil Donati hiciera algo parecido, en vez de dedicarse a editar DVD's egomaníacos.

    Nuestro austríaco favorito nos recomienda en la introducción que nos lo tomemos con calma, que vayamos paso por paso y que decidamos si realmente queremos o no realizar estos o aquellos ejercicios. Él nos pone unas herramientas y nos propone un orden, pero debemos seguir nuestro criterio y nuestro instinto. Nos pide que confiemos en nosotros mismos y no demos cosas por sentadas -incluso se pregunta por qué un instrumento tan frecuentemente usado como el hi-hat no debería estar directamente enfrente nuestro o en el lugar de la caja en vez de a un lado-, ni que nos veamos forzados a tocar de la “manera correcta” si estamos seguros de tener nuestra propia alternativa. Y nos advierte de que disfrutemos, que tomemos distancia con lo que veamos -menos mal- y que de lo que se trata es de hacer lo que uno quiere. Me parece muy acertado su comentario de que uno sólo necesita dos cosas para llegar a su meta: voluntad y tiempo. Más claro y más cierto imposible.

    En fin, supongo que es un DVD altamente recomendable (su precio es un poco superior a la media y está justificado por la calidad del paquete y los tres discos) y altamente educativo -de hecho, extremadamente educativo-, pero el desafío es enorme. El que esté interesado en este producto y conozca un poco a su autor, no necesita leer este largo texto que estoy finalizando, ya sabe de antemano lo que va a encontrar en un triple DVD de 7 horas de Thomas Lang: un montonazo de ejercicios retadores para convertirse en una máquina precisa, veloz, coordinada y avanzada, pero... ¿creativa? Eso, amigo, ya es cosa tuya.
     
  3. Eso mismo se habló en el famoso hilo de los clinics de Lang por España y menudo follón se montó. Sólo he visto un dvd de Thomas Lang, el primero que sacó, Creative Control, y ya dije que no me gustó nada, imposible de seguir, demasiado técnica para mí; eso sí, como dices, espectacular el tío, cómo se puede llegar a tocar así de rápido y así de limpio es un misterio, o no: trabajo y más trabajo, disciplina militar, etc.

    Oye, Goodvalley, da gusto leerte, tú sí eres el Thomas Lang de las reviews :D

    Saludos!
     
  4. =D>

    Esto si que es currarselo. Madre mia, ante semejante aporte no queda nada más que decir.
    Fantastico trabajo. Consigues que uno se haga una idea perfectamente clara de lo que se
    va a encontrar en el dvd. Propongo que te den una sección en el portal y te mandemos entre
    todos<img src="{SMILIES_PATH}/eusa_whistle.gif" alt=":-\"" title="Whistle" /> los dvd que vayan saliendo para que nos los analices.
    Bravo de nuevo.
     
  5. Siempre tan acertado en tus análisis, en realidad me ayudan mucho...
    Pues supongo que vas a verlo en barna cierto?
     
  6. A mi Lang no me hace tilin, pero el review está de cojones tio, muy buen curro.
     
  7. Pues ya tengo las entradas para el clínic, y quizá me sobra una, lo digo por si se agotan y alguien se queda en la puerta... Evidentemente no lo digo para ganar ni un duro, no nos confundamos.
     
Cargando...

Comparte esta página