Cajas históricas: Tama Bell Brass

  1. tweety

    tweety Administrador Miembro del Equipo

    Hay varios factores únicos que te pueden hacer que esta caja te suene, quizás la reconozcas por su bronceado dorado (está hecha de bronce), o si la has tenido en tus manos, y digo manos, porque con una sola mano es difícil levantar sus entre 8 y 15 kilos… si no es por ninguna de estas cualidades, seguro que la reconoces por ser la caja que has escuchado en discos tan icónicos como el Nevermind de Nirvana, Evil Empire de Rage Against the Machine, Wasting Light de Foo Fighters, Black Album de Metallica, Toxicity de System of a Down o White Pony de Deftones por nombrar unos pocos, pero no pienses que esta caja solo puede grabar rock y metal, también fue una de las preferidas del legendario batería de Jazz Elvin Jones. Una caja en la que la articulación y volumen pueden hacer que tus rim shots suenen en todo un estadio a la par quetus rudimentossean absolutamente inteligibles por su claridad.

    8abccb0ed7fe19dadddbd08262f6f5bb.jpeg

    La Bell Brass de Tama fue introducida a principios de los 80 con un grosor del casco de 12mm, o sea, bastante gordito, que sumado a la construcción sólida de una sola pieza de este dotó a la caja de un peso titánico que en siguientes ediciones fue reducido hasta los 3mm por el bien de las espaldas de sus portadores.

    ¿Casco Sólido? ¿Brass? ¿Qué es todo esto? Bell Brass significa latón de campana, pero en realidad esta caja no está hecha de latón sino de bronce, que es el material del que se hacen las campanas, un error de nomenclatura que hay que aclarar, con lo cual quizás debería ser llamada Cast Bronze Snare o Bell Bronze Snare, pero se ha quedado con este confuso nombre. Este casco es sólido y eso se traduce en que el proceso de construcción es calentar el material hasta derretirse y entonces se introduce en un molde de donde sale una caja sin ninguna clase de soldaduras ni aditivos. Por resumir, la Tama Bell Brass se compone de un casco sólido de bronce de campana. Esto es interesante ya que este material confiere al instrumento unas propiedades muy interesantes y realmente únicas:

    • Sonido cálido y musical que atribuirías a una caja de madera
    • Claridad, articulación y proyección de cajas metálicas
    • Rango dinámico muy grande y un volumen muy alto, ¡cuidado con los oídos!
    • Rango de afinación enorme con resultados muy musicales en todo el espectro
    • Un sonido de aro de caja muy definido y presente
    • Ecualización natural perfecta para grabación y directo
    Vale, quieres una y yo también así que para que no te vuelvas majara buscando, te cuento que las originales están descatalogadas desde hace años, En 2015 se hizo una reedición que tampoco está en producción actualmente pero si de verdad estás enamorado de su sonido, la puedes encontrar en la gama Starphonic de Tama en 14x6.5 y casco de 3mm, ahora, prepara la cartera para los poco más de 2000€ que cuestan, que aún así sigue siendo menos que la fortuna que puede costar una de las antiguas de segunda mano ¿Merece la pena? Te dejo este vídeo en el que puedes escuchar el sonido original de la edición de los 80 para que decidas por tí mismo.



    ¿Y no hay nada que tenga un sonido parecido? Si, existen otras muchas marcas que hacen fantásticas cajas del mismo material con el mismo tipo de construcción como Gretsch, DW, Duluth, Oriollo o Van Kleef por decir algunas y realmente todas suenan genial, pero supongo que la marca, al igual que la caja, pesa y mucho, como cuando piensas en cajas construidas igual que una Ludwig Supraphonic, puede ser lo mismo, pero no lo es.

    Empezando por esta magnífica caja, ahora es tu turno de investigar el fascinante mundo de las cajas de bronce y enamorarte de su sonido.
     
    A matsuko, Tony Drums y DITO les gusta esto.

Comentarios