Apps para bateristas: tempo perfecto sin metrónomo con LiveBPM

  1. tweety

    tweety Administrador Miembro del Equipo

    ¿Quieres saber si vas a tempo pero no quieres llevar metrónomo? LiveBPM, para iOS y Android, es una aplicación que te puede ayudar a conseguirlo.

    Ciertamente, dominar el tempo es una de las metas a las que todo baterista debe aspirar. Hay buenas razones para hacer de esto nuestro objetivo, como crear una base sólida para los compañeros de grupo o para paliar el sofoco que nos entra cuando nos despertamos al día siguiente de dar un concierto y vemos la grabación del día anterior solo para damos cuenta de que nuestras canciones de pop a 140 bpm fueron convirtiéndose poco a poco en himnos Drum’n’bass a 175 bpm.

    Resulta que existe un remedio para esto, y es un invento milagroso desarrollado a través de los siglos llamado metrónomo. Por cierto, hicimos un artículo sobre la historia del metrónomo y puedes verla aquí. Pero no nos desviemos, el metrónomo es como los ruedines de nuestra bicicleta de cuando éramos pequeños, si lo llevamos, estamos seguros pero no es tan emocionante como cuando lo quitamos. Esa sensación de ir sin ruedines al principio es extraña, pero con un poco de práctica conseguimos mantenernos en la bici e incluso los más diestros, soltar las manos del manillar y conducir con el peso del cuerpo. Bien, eso es lo que queremos conseguir, pero existe un paso intermedio entre que te quitan los ruedines y llevas con equilibrio tu bici, ese momento en el que te caes mil veces y tus rodillas acaban como un campo de prueba de bombas. Bueno, pues para ese momento coyuntural, refiriéndonos al tempo y no a la bici, existe LiveBPM.

    LiveBPM una aplicación que monitoriza tu tempo a tiempo real en la pantalla del móvil. Así como lo lees, te muestra a qué velocidad vas y lo hace captando la música a través del micrófono del móvil, de un micrófono externo o de una tarjeta de sonido que puedas conectar al móvil, algo que le puede interesar mucho a los usuarios de dispositivos como el Yamaha EAD10 o a los que recogen sonido a través de tarjetas como la Steinberg UR22.

    livebpm1.jpg

    Como os imaginaréis, esto cambia las reglas del juego, ya no tienes un director de orquesta marcándote exactamente dónde está el 1, sino un amigo que te va diciendo si se te va un poquito para que corrijas y sigas sonando musical. Es una herramienta muy recomendable para identificar acelerones y frenazos durante conciertos y ensayos y al no estar atado a un click te da mayor mayor flexibilidad.

    Además de mostrar el tempo en pantalla, esta aplicación va guardando los datos de tempo de tu performance y te los enseña en una gráfica donde se puede ver claramente cómo de constante has sido. A lo mejor lo puedes utilizar para analizar cómo de estrictos son con el tempo tus artistas favoritos, tanto escuchando sus discos como enchufando la aplicación en un concierto.

    livebpm3 copia.jpg

    Bajo mi punto de vista tras llevar usándola algunos años, es una de las herramientas más poderosas que puedes llevar en tu móvil y te puede ayudar a mejorar tu tempo en cualquier sitio. No es una aplicación gratuita, pero merece la pena privarte de ese par de cervezas que sabes que te sobrarán esta noche y pagar los 4,49€ que van a brindarte un nuevo nivel de consciencia sobre tu tempo de inmediato.

    También está bien aclarar que la manera en la que la aplicación funciona mejor es con tempos constantes y detecta mejor los compases de 3/4 y 4/4. Os dejo un vídeo para que veáis cómo detecta el tempo.




    Os propongo un ejercicio de menos de 8 minutos de duración con esta aplicación que a mí me ha ayudado muchísimo a mejorar mi tempo.

    El ejercicio consta de 4 pasos y la aplicación LiveBPM debe captar sonido en todo momento:

    1. Sin mirar la pantalla del móvil, toca durante dos minutos un ritmo constante, sin metrónomo. Si quieres puedes introducir fills, pero yo generalmente intento mantenerme en el ritmo.
    2. Dale la vuelta al móvil y vuelve a tocar el mismo ritmo, al mismo tempo y durante el mismo tiempo, pero esta vez mirando la pantalla y viendo cómo varías la interpretación a tiempo real. Esto es un momento en el que debes analizar en qué momentos aceleras o deceleras y por qué.
    3. Vuelve a privarte de la visión de la pantalla y toca de nuevo el Groove que has hecho en los dos últimos pasos, intentando aplicar lo que has analizado en el paso anterior. El relax y la respiración es muy importante en esta fase.
    4. Una vez hayas terminado, revisa la gráfica, estoy seguro de que vas a llevarte una sorpresa :)

    Os deseo mucha suerte en la milenaria tarea de dominar el tempo.
     
    A chewaka le gusta esto.

Comentarios