Suma y sigue...

Tema en 'Off topic' comenzado por Painlust, 13 de Agosto de 2009.

  1. La SGAE reclama 14.000 euros a Zalamea por representar 'El alcalde de Zalamea'



    • La localidad extremeña de Zalamea de la Serena representa desde hace 16 años la obra de Calderón de la Barca.
    • Se trata de una fiesta declarada de Interés Turístico Regional y en la que colaboran los vecinos del pueblo.
    • El alcalde cree que es "inconcebible" que la SGAE pida un porcentaje de la taquilla que no llega "para cubrir los gastos" de la obra.
    Fuente: AQUI

    A este paso, ¿lo próximo que será? ¿Intentar cobrarle a mi abuelo cuando se ponga a cantar alguna de Juanito Valderrama después de la siesta?
     
  2. Hay algo que no me encaja, ¿las obras de más 50 años no estaban exentas del canon?
     
  3. Calderón estaba afiliado a la SGAE???

    Si los derechos son para proteger al autor, le llenarán la tumba de fajos?

    En qué tarifa se basan para exigir esa suma?





    Como siempre digo, los actorcillos de tres al cuarto y demás artisteo progre con el dedo haciendo la ceja en las elecciones......aquí tenemos la contraprestación....


    Asco de país...
     
  4. Parece ser que lo que piden son derechos de autor por la adaptación de la obra de Calderón que repersentan en el pueblo.

    http://www.20minutos.es/noticia/497412/0/sgae/alcalde/zalamea/

    "El pago tiene que hacerse, según la SGAE, porque "no existe constancia alguna de que el adaptador, don Francisco Brines, haya hecho cesión de sus derechos a favor del pueblo de Zalamea de la Serena"."


    Lo que estaría bien es que el autor de esa adaptación (un tal Francisco Brines) se pronunciase sobre qué le parece que se cobre a aficionados por representar "su" obra..
     
  5. ...Y cuanto ha pagado él a Calderón de la Barca por plag...'adaptar' su obra.
     
  6. Lo peor es que engañan a la gente como chinos...

    El otro día me vino una señoriña al puesto de la feria de artesanía donde trabajo a venderme un CD de su grupo de música tradicional junto con una recopilación de aberraciones varias (adaptaciones de John Williams, El equipo A...) cuyo nombre era algo así como Zucurrundullo (y tengo todo el derecho a hacerlo público). Le comenté que yo estaba a favor de la libre distribución de la música y que no pensaba pagar 10 euros por un CD. Y va, y, señalando el sello de la SGAE, me dice "¿Y esto que es, acaso?, ¿No es un sello de libre distribución?". Ahí fue cuando le dije, utilizando el lenguaje más políticamente correcto que encontré, que tenía más cara que espalda si intentaba colarme eso como libre distribución, que la SGAE era una asociación privada que se aprovecha de los artistas y todas esas cosas que todos sabemos, además le dije que yo producía mi propia música, la grababa y difundía sin cobrársela a nadie. La mujer, toda ofendida, me dijo que cómo hacía yo para poder pagar los gastos del disco. Le dije: "pues no pagando a la SGAE, el resto se puede hacer en casa."
     

Comparte esta página