Señores este es el triste futuro que nos espera

Tema en 'Off topic' comenzado por Chemaco, 8 de Marzo de 2009.

  1. Chemaco

    Chemaco Moderador Miembro del Equipo

    Copio y pego el ultimo comentario que ha escrito David Bravo en su web con fecha 4 de marzo, es cuando menos triste (y mas para los que estamos relacionados con el mercado musical)

    De cómo los artistas pasan de cobrar poco por su trabajo a pagar a la discográfica

    Cuantos más contratos discográficos leo, más me sorprende que no prevean los latigazos que recibirá el artista si llega tarde a las plantaciones de algodón. Decir que son abusivos es, hoy en día, una obviedad aceptada casi pacíficamente. Los que no lo saben, lo intuyen.

    Mientras no pocos artistas se llevan las manos a la cabeza por aquello que firmaron en su día y de lo que sólo posteriormente adquirieron verdadera conciencia, los ejecutivos de las discográficas se pasean por platós de televisión llorando por las penurias de su esclavo. “Las descargas les matan de hambre”, decían mientras firmaban cartas de royalties anémicas. “Esto no se puede tolerar”, bramaban después de aprobar contratos discográficos que convertían al músico en un mueble de la compañía.

    Lo peor de todo es que los actuales contratos discográficos están redactados de tal modo que hacen añorar los malos tiempos. Entre otras cuestiones no menos graves y en las que no entraré ahora, la mayoría de los contratos actuales, fundamentalmente de multinacionales, prevén que la discográfica percibirá un porcentaje sobre los beneficios que obtiene el artista por los conciertos. Es decir, el artista paga a la discográfica cada vez que da un concierto. Seguramente muchos pensarán que eso es porque la discográfica, travestida ahora de manager, adquiere la obligación de buscar conciertos al artista y de ahí su lógica remuneración. Pero no. En estos nuevos contratos la discográfica no hace nada más allá de poner la mano. Esta novedosa remuneración cae del cielo y no altera las obligaciones de la compañía, que hoy como ayer, siguen siendo las mismas: grabar el disco, distribuirlo y promocionarlo.

    Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, parecía que ya empezaba a justificar por dónde vendrían los tiros en Julio de 2005, cuando, en la revista La Clave, dijo que "Los cantantes no viven sólo de los discos, el grueso de sus ingresos proviene de un mercado paralelo inducido por las compañías”

    La teoría se vuelve más espeluznante cuando coges la calculadora y la llevas a la práctica. En virtud de los contratos discográficos así redactados, cada seis meses el artista recibe una carta de la discográfica mediante la que le pagan sus royalties por los discos vendidos durante ese semestre. A su vez, el artista manda una carta a la discográfica con la que le paga a ésta el porcentaje que ahora le ha de abonar por conciertos. Pues bien, como cada vez se venden menos discos, la cantidad que recibe el artista va decreciendo paulatinamente, mientras que, como se dan más conciertos, la que recibe la compañía tiende a aumentar. Con el paso del tiempo y la crisis del disco se agudiza, estas diferencias entre lo que el artista da y lo que el artista recibe se hacen cada vez más patentes. Hasta tal punto es así que el artista puede, no sólo no percibir ingresos por royalties, sino terminar pagando a la disográfica. Este “puede” que he utilizado en la frase es por pura prudencia. Lo cierto es que todos los artistas con los que he hecho las cuentas -y se trata de un grupo muy heterogéneo que incluye a músicos ampliamente conocidos- terminarían pagando a la discográfica si firmaran este tipo de contrato. Afortunadamente sus contratos son anteriores a esta moda. Sin embargo, tres artistas por separado me confirman mis augurios. Tienen ese tipo de contrato y a los tres les sale a pagar. Así que, una vez compensadas las deudas tal y como prevé expresamente el contrato, la realidad es que no reciben nada de las discográficas por el trabajo de grabarles el disco. Es más, les pagan.

    Antes, cuando sabíamos lo poco que cobraban los artistas, nos sorprendía la hipocresía que suponía que un ejecutivo de una discográfica se golpeara el pecho fingiendo defenderlos. Ahora no cobran poco por su trabajo. Ahora pagan. Si a algún afortunado todavía el saldo le da positivo, con el paulatino descenso de la venta de discos, pronto le dejará de pasar.

    Mientras todo esto sucede -y créanme que en este artículo no les he contado nada- las entidades de gestión siguen en los periódicos hablando de lo realmente importante. Siguen asistiendo a conferencias internacionales para protestar por eso que tiene a los autores y a los músicos realmente preocupados. Ya saben, eso del emule. Y así, fingiendo que no saben y haciéndose los distraídos, le quitan el parche del ojo a su verdadero dueño y se lo colocan a un tipo que descarga música. Finjamos que éste es el enemigo, culpémosles de todos los males y recemos porque nadie se de cuenta y nos exija librar la verdadera batalla. Extraña guerra por los derechos de los músicos es la que libran ciertas entidades de gestión, que se sientan en la mesa para trazar planes de ataque con los mismos que deberían ser sus mayores adversarios.

    ---> LINK <---
     
  2. pensar en la musica como negocio cada vez resulta mas utopico,despues de leer articulos como este.menos mal que la ilusion y las ganas de expresar nuestros sentimientos,todavia no tienen un baremo de cobro normalizado,sino...a tumbarse al sol.me paro a pensar lo que realmente supone para nosotros esto de la musica y dan ganas de dejarlo.si sumas el importe anual del alquiler del local(en mi caso,dos locales),las clases(bateria,solfeo y ahora bajo),el material(buffff.....),las horas,el trajin y encima tienes las suerte de recalar en un contrato de este tipo...la verdad,es que dan ganas de pensarselo,pero se pensarselo mucho.jejeje!!!
     
  3. Nada, lo que yo digo, estan matando el concepto de disco, pero me da que sacar un disco fisico ahora tal y como ha sido siempre no tiene mucho sentido... creo que es mejor ofrecer tu trabajo gratuitamente en internet y asi asegurarte que a tus conciertos vaya mas gente... y asi de paso se le da una buena patada a estos chupasangres
     
  4. Apoyo plenamente la moción, filosofía "hágalo-usted-mismo" al poder!!!:u:
     
  5. Hay varios grupos que ya lo hacen. Graban un CD y lo cuelgan directamente en internet. Tal y como esta la cosa, la pasta se hace con los conciertos. Aunque viendo lo que hacen los cabrones de las discograficas ya no se que es mejor...
     
  6. Joder, me acuerdo que cuando era joven pensaba que sacar un disco suponia el triunfo seguro. Ahora me doy cuenta que no pasa de ser una simple comedia para que unos cuantos se eniquezcan a consta de los sentimientos de los demas. Desafortunadamente, esto se veia de lejos, las discograficas siguen llorando, el gobierno sigue tragando y la mayoria de gente sigue sin enterarse de la misa la mitad.
    Cuantas discusiones habré tenido con cientos de personas diferentes ajenas al mundo de la musica sobre lo que supone emule, internet,...para los artistas. Ojalá estas noticias salgan pronto en la television y no tantas tonterias como salen del top manta, los artistas, ramoncin, etc, pero claro, eso seria abrirle los ojos a mucha gente y no interesa


    Saludosss
     
  7. Yo pienso que el negocio discográfico tal y como lo conocemos tiene los días contados. Y hagan lo que hagan las discográficas tradicionales para evitarlo es en vano porque el mercado ha cambiado y su guerra está perdida. La distribución de nuestra música a través de Inet de manera gratuita va a ser el medio más utilizado como de hecho ya lo es. Lo único que necesita un grupo que haga música con cierta calidad es conseguir notoriedad lo cual es excepcionalmente complicado porque la red está saturada de gente intentando el mismo medio. Creo que el mejor aliado de un grupo de calidad es el "movimiento constante" como dicen Dream Theater. Poder contar con alguien que te meta en todo festival de música que se organice y que ponga a tiro toda sala de conciertos que exista y tocar, y tocar, y tocar y moverse y moverse y moverse otra vez hasta conseguir rodar con la base que todos nosotros estamos anhelando. Un público dispuesto a pagar por verte tocar. Una vez que se consiga algo así es trabajo del propio músico mantener esa notoriedad conseguida poniendo al alcance de ese público más música de calidad que de más impulso a la rueda que ya se mueve.
    Yo creo que si fuéramos capaces de apretarnos el cinturón (en mi caso esa posibilidad va a existir en el 2010) para salir adelante con menos dinero, pongamos por ejemplo 500€ al mes lo cual podría romper la dependencia que tenemos de nuestros trabajos y empezar a hacer de la música nuestro curro, como en muchos casos debería ser. Creo que es cuestión de creer en uno mismo y hacer cierta inversión de tiempo en la composición de algo de calidad y dinero para grabarlo con buen sonido pra empezar a distribuirlo.

    ¿Que opinais sobre esto?
     
  8. hombre danni tienes buenas intenciones pero la cosa no es tan sencilla,vamos me da a mi la impresion
    para poder hacer tu la distribucion necesitas dinero y contactos,y en esto ultimo es donde te pueden hacer daño,pq si warner,por ejemplo, le dice a x tiendas q tu cd no lo vendan lo mas seguro es q asi ocurra,vamos como le paso a fangoria hace unos años............

    los q se autoeditan son grandes,q han llegado a acuerdos con centros comerciales q no vendian musica ni nada,pero son grandes,para empezar lo mejor es lo de colgar tu cd por internet y q la gente te vaya a ver,pero si quieres llegar mas lejos de tu ciudad,provincia o comunidad necesitas apoyos

    a mi no se me ocurre como acabar con su "tirania" por asi decirlo
     
  9. A mi tambien que la autoedicion tiene sus ventajas.
    Como bien ha dicho danni, lo mas importante es tocar, tocar y tocar. Sea donde sea, cuando sea y con quien sea. Si son 3 personas vale, si son 400 mucho mejor. Recuerdo dos momentos celebres de grupos españoles que resumen perfectamente la filosofia de como triunfar:
    - MClan grabó su primer CD en EEUU, con el productor de The Forse Horsemen, etc, un pedazo de sonido, un pedazo de disco...cuando volvieron a España, con su pedazo de cd bajo en brazo, su primer concierto lo dieron en un camión.

    - Héroes del Silencio, cuando empezó a sonar por suramerica, que fue donde triunfaron en primera instancia, volvieron a España para tocar en una sala de no recuerdo donde. Despues de la prueba de sonido se fueron y al volver su manager les comento que solo habian vendido un puñado de entradas, q para eso no valia la pena tocar. La respuesta de Bunbury fue clara: Los que hayan van a escuchar el mejor concierto de rock de sus vidas. Y asi fue, segun su tecnico de sonido, fue uno de los mejores shows del grupo.

    Lo que vengo a decir es que un grupo necesita darse a conocer, hoy en dia el mercado esta saturado de pseudo estrellas que pretenden hacer un disco y enriquecerse, y de grupos que solo hacen ruido. Ante eso solo se puede responder con CALIDAD. Cuando tienes un trabajo de calidad, te mueves y empiezas a ser conocido, ya llegaran las actuaciones mas grandes, todo es cuestion de tiempo y perseverancia, por lo menos bajo mi punto de vista.

    Por cierto Snot, el caso de Fangoria es diferente, puesto que ellos ya eran conocidos, un grupo que empieza a surgir no va a ser vetado por una discografica en ningun lugar.

    Saludosss
     
  10. hay variedad de grupos que estan metiendo maquetas en su pagina web para que oigas su trabajo y te animes a verlos en directo si tocan cerca y hay muy buenos musicos
     
  11. A lo que me refiero es a que ahora mismo cualquiera de nosotros tiene sus temas colgados para su escucha o descarga gratuita en myspace u otras ubicaciones como nuestras webs. Que el sistema de distribución tradicional de CD's y vinilos está condenado a desaparecer gracias a los formatos digitales y que hoy en día cualquiera de nosotros puede poner en el mercado sus discos. La clave del éxito en este caso sería que, despues de tocar por 500 sitios del territorio nacional o internacional a una media de 100 asistentes por bolo ya te proporcionaría 50.000 personas que han escuchado lo que haces. Si de estas 50.000 personas se marchan con un buen recuerdo de tu concierto un 50% de ellos, estos 25.000 escuchantes no tendrán más que descargarse los temas gratuitamente de nuestras webs y tendrán tendencia a seguir nuestras carreras y en muchos casos volverán a vernos tocar cuando volvamos por sus cuidades. En este caso el efecto del boca a boca hace mucho también.

    Se que puede parecer bastante utópico pero si hay calidad y se toca en donde haga falta es cuestión de tiempo que tengas un número bastante alto de personas que te respaldan como públlico. Realmente no lo veo tan dificil. Solo hay que currar mucho en directo y creer de verdad en lo que nosotros mismos hacemos.
     
  12. espero que lo que comentais se cumpla pero q las discograficas dejen escapar una forma de ingreso asi como asi..........yo lo dudo pero ojala me equivoque y gane la musica y no el negocio
     

Comparte esta página