¿Qué sabes sobre aleaciones de platos?

  1. tweety

    tweety Administrador Miembro del Equipo

    3B283CE8-E4E3-4E96-BF44-CCCECF8DEFD7.jpeg

    Las aleaciones con las que se hacen los platos son un mix de dos o más tipos de metales que aportan diferentes cualidades al sonido. Estos metales pasan por un proceso de fundido y mezcla y de esa manera comienza la creación de los platos.

    El cobre es la piedra angular de la fabricación de platos, especialmente por sus propiedades sónicas, pero además por su fácil maleabilidad —si recordamos nuestras lecciones del colegio, los metales son dúctiles y maleables— lo cual lo ha llevado a ser el material de construcción favorito a lo largo de la historia al no ser necesarias herramientas muy complejas para poder trabajarlo. ¿Pero los platos no eran de bronce? Si, pero el bronce no es más que una mezcla de cobre y estaño, muchas veces con trazas de otros metales como la plata. Las aleaciones más comunes son estas dos:
    • B20 Bronce - 80% cobre, 20% estaño (se le llama bell bronze o Bronce de campana)
    • B8 Bronce - 92% cobre, 8% estaño
    Muchas marcas juegan con estos porcentajes para crear sonidos más únicos e históricamente se ha utilizado zinc en vez de estaño. Más concretamente 60% de cobre, 20% de níquel y 20 % de zinc, sobre todo en los años 40 y 50 por la marca Paiste, que a día de hoy todavía utiliza ocasionalmente zinc en la construcción de sus gongs.

    Entonces, ¿cómo suenan estas aleaciones? ¿Cuál es mejor? ¿En qué platos puedo encontrarlas? Vamos a hablar acerca del bronce primero para poder desarrollar sus diferentes aleaciones.

    El bronce, que ya sabemos que es una mezcla de cobre y estaño, es la aleación estrella que compone la gran mayoría de platos. Dependiendo de las proporciones de estos materiales podemos distinguir dos aleaciones principales extendidas en la fabricación de platos de prácticamente todas las marcas: B20 (80% cobre, 20% estaño), B8 (92% cobre, 8% estaño)

    Como norma general, cuanto más estaño hay en el plato, el plato es más caro, pero esto no es así el 100% de las veces. Por ejemplo, platos que concebimos de gama profesional como la serie 2002 de Paiste está fabricada con aleación B8.
    La razón por la que suelen ser más caros los platos con más estaño es porque este tipo de aleación es más difícil de trabajar, y no necesariamente por ello es “mejor”, lo más importante es el sonido que quieras encontrar, y eso es lo que vamos a detallar a continuación:

    B20

    Esta es la aleación más corriente en la fabricación de platos al estilo turco. Hay marcas como Sabian y Meinl que llaman a esta aleación “B20”, cuando Paiste la nombra CuSn20, imagino que porque en la tabla periódica Cu significa cobre y Sn estaño. ¡Por fin me ha servido de algo aprender química en el colegio! Zildjian que son más crípticos lo llaman “Secret Alloy”, pero sabemos que es eso mismo, aleación B20, con algunas trazas de plata. Y desde luego todas las marcas de platos artesanales turcos que se precien trabajan con esta aleación para sus platos.
    Esta aleación se lleva trabajando durante mucho tiempo, ¡solo la marca Zildjian lleva 400 años produciendo este tipo de platos!
    El B20 es una aleación que ofrece un amplísimo rango de frecuencias, de ahí que según cómo se manipule, las marcas pueden ofrecer series de platos con sonidos radicalmente distintos siendo el mismo material, desde altas frecuencias cremosas hasta sonidos más oscuros que el corazón de tu ex. Por daros algunos ejemplos, podemos encontrar B20 en las series A, K, A Custom y K Custom de Zildjian, en las MB20 y Byzance de Meinl, En las HH, AA, HHX y AAX, Xs20 o Paragon de Sabian y si hablamos de Paiste, las series Twenty, Twenty Masters Collection y Formula 602 también utilizan esta variante del bronce.
    Se podría decir que la aleación B20 es la que ofrece mayor versatilidad de sonido y puedes ver a bateristas tocando de country a jazz pasando por metal y rock.

    B8

    Este es más común que se llame B8 en todas las marcas y lo podemos encontrar en las series ZBT o ZXT de Zildjian, MB8, Classics y MCS de Meinl y B8 y APX de Sabian. Paiste, por supuesto, tiene un nombre más científico “CuSn8” y una aleación específica que ellos llaman “bronce 2002” ya que los platos de la serie 2002 están hechos con esta aleación, así como los Giant Beat, Rude y series más económicas como Alpha, PST7 o PST5.
    El sonido de esta aleación es más agudo y enfocado y se suele utilizar en géneros como rock, punk o metal que requieren de platos que se hagan presentes entre bastante volumen y guitarras distorsionadas.

    OTRAS ALEACIONES

    Aunque B8 y B20 son las aleaciones más comúnmente utilizadas y escuchadas en discos, muchas marcas de platos ofrecen otras aleaciones como la B10 y la B12, que supongo que podréis adivinar que se refiere a que los porcentajes de estaño son 10% en el primero y 12% en el segundo. La marca Meinl ofrece B10 en la serie Classic Custom y algunos Generation X, la B12 se encuentra en la serie Soundcaster. Zildjian también utiliza B12 en la serie ZHT, HT significa “high tin”, en español “alto estaño”.

    Tenemos por otra parte la B15 o muchas veces llamada “Paiste Signature Alloy” ya que la marca suiza la que lo patentó a finales de los 80 y se puede encontrar en sus series Signature, Sound Formula, Signature Traditionals y Signature Dark Energy.

    El último bronce que creo que hay que conocer es el B25. Esta aleación que nos podemos encontrar en la gama CS de Zultan posee menor cantidad de cobre, con lo cual el sonido es menos brillante, más grave.

    BRASS

    Brass, en español “latón”, es una aleación que se compone de cobre y zinc, en vez de estaño, y las proporciones suelen ser 63%/37% respectivamente.
    Suelen ser platos de iniciación, ya que el sonido es más apagado que el de los platos de bronce y más limitados en rango de frecuencia, a parte de ser menos duraderos. Las series Planet Z de Zildjian, PST3 de Paiste, Solar de Sabian y HCS de Meinl son ejemplos de este material.

    Ahora que tenemos una idea general acerca de cómo suena cada aleación y en qué tipo de platos, también hay que tener en cuenta que el material influye, pero el modo de trabajarlo es lo que realmente le da el sonido característico al plato. Si está más martilleado, sonará más seco, si está más pulido sonará más brillante, incluso si el martilleado es hecho a máquina o a mano, o si el plato tiene mayor o menor grosor será diferente el sonido.

    Entonces, ¿Qué aleación es mejor? Respondo a esa pregunta con otra pregunta ¿Cuál suena mejor para tí? Al final, lo que importa de un plato es si tiene el sonido que buscas o no. A lo mejor tocas jazz pero te gusta el sonido de unos Paiste Rude, quizás tocas metal y quieres los platos más secos que puedas encontrar. No hay ninguna verdad absoluta cuando se trata de sonido, pero espero que esta guía por lo menos ayude a entender los puntos de partida.
     
    Última modificación: 2 de Agosto de 2021
    A sawesa, Molotov y matsuko les gusta esto.

Comentarios