Luz y sonido se fusionan con Honda y Senna en Suzuka

  1. Muy bueno, sí señor