diario de una baqueta (cronica no oficial)

Tema en 'Encuentro Batacas.com 2005 (2.do aniversario)' comenzado por ynvierno, 25 de Octubre de 2005.

  1. "Aquella mañana por fin me sacaron del cajón en el que llevaba demasiado tiempo. Caí en un montón de ropa mal doblada, y poco después el motor de un coche me hizo saber que estábamos en camino.
    Sabía que aquel día al fin sentiría el tacto de un parche, algo aún desconocido y ansiado, pero ni en el mejor de los sueños sabría lo que acabaría por sucederme.

    El viaje se me hizo corto, con buena música y mejor compañía, de esas cosas que hacen que el destino arezca más cercano en el mapa. Y en cuanto cesó el rock, a lo lejos pude oírlo, el sonido de
    tantas baterías juntas, tambores golpeados de mil maneras, muchos dirían que escándalo pero para mí era una forma de vida. Se acercaba mi momento.

    Pronto tuve mi primer delicioso contacto con una caja de bambú, para sin darme cuenta pasar por todos los cuerpos de una pearl y acabar encima de una Santafé vestida para nochevieja. Salté de uno a otro, probándolo todo, de mano en mano hasta que caí rendida bien entrada la noche.

    Al hacerse de día rostros somnolientos pasaron delante de mí sin hacerme caso. ¿Qué pasaba?

    Pronto lo supe y no pude evitar mi envidia. Xavi Reija elegía otra compañera para dejar claro lo que era tocar. Deseé ser yo la que hiciese brotar esos matices, esa manera de bailar tan sutil
    y tan elegante.

    Los celos no hicieron sino crecer cuando Alfred Berengena me demostró como sería sentirse sujetada con ímpetu y fuerza, rapidez y a la vez firmeza. Y siguieron en aumento el resto del día, como cuando Matus explicaba el punto exacto en el que me gustan parches, o cuando quise
    ser escobilla en la mano de Pedro Barceló para haber cantado junto a él ese tema de los bítels.

    Pero hubo algo que me hizo sentirme por encima de todo eso cuando perdí la cuenta de por cuantas manos pasé, cuantas maneras distintas de sujetar mi cuerpo, cuantos estilos y
    cuantas escuelas diferentes (y cuanto jebi). Y cuando volví a mi bolsa, sana, salva y algo mareada pero feliz, supe que sería un fin de semana que nunca olvidaría."

    pd: basado en hechos reales (las baquetas sobrevivieron todo el fin de semana)

    Os quiero a todo/as, perras, que fin de semana más grande me hicisteis pasar.
     
  2. Armfher

    Armfher Moderador Miembro del Equipo

    diosss mira k eres friki nacho!! jajajaj

    Se sale la cronica!! jajajaja :metal:
     
  3. ok, no sale nada de después de la noche del ninja :twisted:
     
  4. si tocar los tambores poco, pero hacer el payaso.... por cierto baran, creo que te voy a hacer caso y me voy a acabar comprando el criptonomicon
     
  5. Chemaco

    Chemaco Moderador Miembro del Equipo

    :eek: :eek: :eek: :eek: :eek: :eek: :eek: :eek:

    =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D>
     
  6. jeje ahi hubo algo de lo q no nos enteramos??? :lol:
    no en serio buenisima la cronica; una gran fabula, donde inexplicablemente no aparece ni una vez la palabra cerveza o cubata :roll:
     
  7. corregido :oops: que cabron el estifler, que no se le escapa una ;)
     
  8. Que poético, no?
    Para que luego digan que los batacas no tenemos sensibilidad.
    Salu2
     

Comparte esta página