Three Camps: historia de los rudimentos

Versión moderna de Three Camps
Vamos a sumergirnos en el fascinante mundo de "The Three Camps", ¡una legendaria composición para caja y una parte esencial de la historia de los rudimentos! Esta pieza también se conoce como "The Mother and the Three Camps" y "Points of War". Es una verdadera joya que ha resistido el paso del tiempo y ha cautivado a los tamborileros de todo el mundo durante generaciones y generaciones.


Imagínate esto: de 1779 a 1875, sirvió como un toque de diana para despertar en todas las divisiones del ejército estadounidense, hasta que finalmente fue sustituido por el toque de corneta. Eso sí que es empezar el día con ritmo. Con el paso del tiempo, "The Three Camps" adquirieron gran popularidad como recurso educativo en el siglo XX. No es de extrañar, teniendo en cuenta su indiscutible valor para mejorar la técnica, la resistencia y las habilidades interpretativas en general.

La notación escrita más antigua de esta pieza se encuentra en un libro titulado "The Young Drummers Assistant", publicado por Longman y Broderip allá por 1780. Es una auténtica reliquia musical, aunque aún no sabemos con certeza sus orígenes exactos. Pero he aquí un dato curioso: se convirtió en un elemento básico dentro de las ediciones del Camp Duty del ejército estadounidense a partir de 1812, cuando Charles Ashworth lo incluyó en su obra maestra, "A New, Useful, and Complete System of Drum Beating".

Charles Ashworth - The Reveille Three Camps


Ahora, hablemos de cómo "The Three Camps" han evolucionado con el tiempo. En el siglo XIX, el 11 stroke roll, que ahora es el estándar, a menudo se anotaba como 7 o 9 stroke roll. Las primeras notaciones, incluidas las de Ashworth, no indicaban un compás específico. Sin embargo, suponemos que Ashworth pretendía un compás de 2/4, ya que escribió la melodía para pífanos en ese tiempo.

En 1862, George B. Bruce decidió escribirla en compás de 2/4, y en 1869, Gardiner A. Strube la transcribió en compás de 4/4. A lo largo del siglo XX, las versiones en compás de 4/4 se convirtieron en las más comunes.

George A. Bruce - The Camp Duty - Three Camps


Gardner A. Strube - Three Camps


"The Three Camps" puede escribirse tanto en compás de 2/4 como de 4/4, pero los redobles deben interpretarse con una división y sensación de tresillo y debido a esto, las notaciones escritas en 6/8 o 12/8 se han hecho muy populares.

He aquí algo interesante: también puedes tocar "The Three Camps" como un ejercicio de redoble continuo con acentos. En este caso, piensa en los redobles como invertidos, comenzando con un solo acento y resolviéndose con golpes dobles. El objetivo, al utilizarlo como ejercicio, es tocarlo tan rápido como sea humanamente posible siempre respetando una articulación pristina, ya que esta pieza se interpreta con más ejecutantes y ha de ser identificable.

Muy bien, ¡desvelemos la intrigante historia que se esconde tras el nombre "Three Camps"! Imagínate esto: durante una animada conferencia en 1988, el entusiasta William F. Ludwig Jr. compartió una interesante teoría sobre sus orígenes. Según él, todo se remonta a la inteligente práctica de dividir una compañía de tropas en varios campamentos por motivos de seguridad. ¿No es genial?

Funcionaba así: en este sistema, cada uno de los tres campamentos tenía su propio y talentoso tamborilero. Cuando salía el sol y empezaba el día, el tamborilero de cada campamento tocaba un pasaje cautivador con su fiel caja. Esperaban ansiosos la respuesta del tamborilero del campamento vecino, que repetía el mismo pasaje o añadía sus propios adornos creativos. Era un diálogo musical que indicaba que todo iba bien y que los ánimos estaban caldeados en todos los campamentos. ¿Te imaginas el ritmo resonando en el aire, difundiendo camaradería y unidad entre las tropas?

Ahora bien, la cuestión es la siguiente: por muy cautivadora que sea esta historia, la leyenda y la tradición de los tambores suelen ir acompañadas de un toque de misterio. La fuente de la información de Ludwig sigue siendo desconocida, y no podemos verificar su exactitud. Curiosamente, las ediciones históricas del Camp Duty militar británico y estadounidense no aportan ninguna prueba de esta práctica específica. En su lugar, "Three Camps" ha sido reconocido durante mucho tiempo como una animada llamada de diana, que despertaba a los soldados y señalaba el comienzo de un nuevo día, más que como un medio de comunicación entre campamentos. Parece que el verdadero origen de su título sigue siendo tan enigmático como siempre.

Así que ¡ahí lo tienes! El nombre "Three Camps" conlleva un matiz de aventura y diálogo musical, evocando la camaradería entre las tropas y el vibrante espíritu del campo de batalla. Aunque no tengamos todas las respuestas, la belleza de las leyendas del tambor reside en su capacidad para cautivar nuestra imaginación y mantener vivo el espíritu de este.
 
  • Etiquetas
    rudimentos three camps
  • Sigue a Batacas
    Arriba Pie